La felicidad de ir sobre dos ruedas

share

Apología del pedaleo

Las Provincias

Piensen en su primera bicicleta de niños.

Recuerden el anhelo que sentían cuando todavía no se la habían regalado; la agitación al descubrirla la mañana de Reyes o en su fiesta de cumpleaños; la emoción de montarse, empuñar el manillar y pedalear, creyéndonos indestructibles, junto a los amigos. Esa sensación, enterrada bajo mil capas en la vida adulta, era única. La bici, con 5 o 6 años, adquiría la misma importancia en el microcosmos infantil que tus padres, tu colegio o tu mejor amigo. Te paseabas en ella orgullosa como si de un purasangre se tratara. No era solo un juguete.

leer artículo completo
AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información